NUESTROS CLIENTES OPINAN…

Ana R. Ascanio Escobedo

Ya hace un año que comencé a entrenar con Víctor. Ha sido una de las mejores decisiones que he tomado.
Son muchas las razones: gran profesionalidad, resultados, el ánimo y las ganas con las que imparte las clases, la paciencia…..y ver como vas evolucionando con el paso de los entrenamientos. Yo empecé con miedos por problemas en la cadera, movilidad algo reducida, poca estabilidad y eso que llevaba tiempo practicando pilates. Pero fue empezar y a medida que iban pasado los días de entrenamiento fui ganando confianza y todos los problemas o dificultades iniciales fueron desapareciendo.
No quería dejar de darle a Víctor un GRACIAS así de grande por su trabajo, para mi ha sido un antes y un después, no solo a nivel físico también psicológico.
Me alegro de tus logros y los de tu equipo que ha ido creciendo, además, de los Ebooks que son el resultado de un trabajazo y super útiles.
¡GRACIAS por tu trabajo y tu buen hacer!

María Molina

Hace 7 meses que entreno con Víctor, y la experiencia no puede ser mejor. Después de una lesión de tobillo durante mi embarazo y estar ingresada por Covid, mi forma física se había visto profundamente resentida. Gracias a nuestros entrenamientos, he mejorado las secuelas de mi lesión, he perdido peso y ganado músculo, y lo más importante, me siento más ágil y fuerte para afrontar mi día a día.
Víctor es un gran profesional, en formación constante, con capacidad de empatía y espíritu de ayudar a los demás. Sus entrenamientos son completamente personalizados y amenos. Todos los días me alegro de haber tomado la decisión de escribirle por primera vez. Recomendable 100%

Paloma Prados López

Víctor no sólo es un estupendo profesional, sino que además transmite empatía y se implica en mejorar nuestra salud a través de los entrenamientos.

Ana R. Ascanio Escobedo

Empecé a entrenar con Víctor de manera online este verano. Para mí ha sido un antes y un después en muchos aspectos. Partía de una movilidad de cadera bastante reducida, molestias lumbares….y en pocos meses he ganado en movilidad, mi cadera es otra, además, de estabilidad, fuerza…
Lo más importante para mí también ha sido la motivación y las ganas de entrenar gracias a la profesionalidad y el «buen hacer» de Víctor. La hora de entrenamiento se pasa volando y luego te encuentras tan bien que merece la pena acabar sin «resuello». Además de excelente profesional es muy buena gente.
Lo quiero felicitar a él y a todo su equipo.
Víctor un GRACIAS así de grande por TODO.

Sonia Caballero

Llevo mucho tiempo con una lesión en el hombro, últimamente se había agudizado y el dolor era cada vez mayor. Llevaba tiempo haciendo pilates pero no mejoraba nada. Un día descubrí su perfil en las redes sociales, al ver que tenía un máster en lesiones me decidí a escribirle para contarle mi lesión del hombro…mi osteoporosis…mi contractura permanente en la espalda…y de esto hace siete meses. No puedo estar más contenta, mi hombro ha mejorado muchísimo, me atrevería a decir que está casi perfecto, los ejercicios de fuerza que hago me ayudan con la osteoporosis y hace meses que me olvidé de las contracturas. Como profesional un diez, y como persona, es que es genial, siempre con una sonrisa, siempre amable y con una energía que te contagia, da igual que entrenes a las nueve de la mañana un martes que a las siete de la tarde un viernes. Ha conseguido que me interese el ejercicio y tenga ganas de entrenar.

Pilar Bosch Morata

Mi experiencia con Víctor es, sin lugar a dudas, un antes y un después en mi vida en todos los aspectos, pero el más relevante es con respecto al dolor que ya formaba parte de mi vida y no solo me limitaba físicamente sino también emocionalmente. Lo había probado todo, siempre he hecho ejercicio. Los últimos años pilates especializado y ningún profesional me había dicho que, justo, esa disciplina me estaba empeorando mi espondilolistesis. Durante el confinamiento hice lo que pude y empecé a leer temas relacionados con los ejercicios de fuerza y me decidí a entrenar con Víctor. Desde el primer momento me impresionaron sus conocimientos y formación académica, su buen hacer, su paciencia, sus ánimos y su humildad a la hora de compartirlos.
Mis expectativas con respecto al dolor han sido superadas por la realidad, cero dolor. Mi progreso con respecto a la fuerza, calidad de vida y forma física son espectaculares. A todo esto se ha sumado mi mejoría con respecto a otras patologías genéticas, hipertensión, colesterol, glucosa, que era lo que más me preocupaba. En la última analítica estoy perfectísima y solo llevo entrenando con él seis meses. Como decía al principio, mi vida es otra. Lo recomiendo muchísimo, para entender el ejercicio de fuerza, pero sin lugar a dudas, para mejorar la salud y para resolver patologías que piensas que solo se pueden paliar con medicación o cirugía. En fin, Víctor ha venido para quedarse.

Ana Santamarina

“Cuando terminó el confinamiento me propuse entrenar en serio ya que mi forma física decayó mucho. Me propuse entrenar en serio y ponerme en forma y decidí investigar perfiles. El que más me llamó la atención fue el de Víctor porque vi que tenía una formación increíble.

Casi un año después puedo decir que ha superado mis expectativas. Hemos trabajado los músculos de mi espalda que hacían que siempre que entrenaba se me cargara muchísimo el trapecio y he aumentado considerablemente mi fuerza y forma física.
Pero no solo eso, a nivel personal Víctor es una persona con una paciencia y una humildad enorme, se nota que ayudar a las personas a mejorar su salud es su pasión.
Le recomiendo encarecidamente tanto si ya entrenas y quieres dar un paso más como si nunca lo has hecho y no sabes cómo empezar”.

Encarni de Manuel

Un día te miras al espejo y decides que ya es hora de empezar a cuidarte y hacer ejercicio. No te gusta lo que ves. Pero entonces empieza un periplo un poco complicado…porque ¿adónde ir y a quién confiar el ejercicio que no has hecho durante 50 años; los dolores continuos de rodillas y de cadera; los problemas originados en el suelo pélvico por los embarazos y, en definitiva, la poca autoestima que te genera todo esto? ¿Por dónde empezar?
Hasta que un día, descubres a un entrenador personal a través de la pantalla que te transmite confianza…y decides probar…total, no pierdes nada…
Entonces programas una clase online y con más escepticismo que ilusión, empiezas el primer día de entrenamiento.
Y todo cambia: descubres que ese entrenador es un excelente profesional que te explica cómo te va a guiar en ese cambio; que te asegura que vas a ir avanzando a tu ritmo, no al suyo y que no ve limitaciones en tí; que se adapta a tí; que te enseña el porqué y para qué de los ejercicios que necesitas…
Después de varios meses entrenando con Víctor, aquel espejo donde me miré al principio, ya no tiene esa imagen de dejadez; la que ahora proyecta es la de una mujer fuerte; por dentro y por fuera.

Gracias por tanto.

Ruth Izquierdo

Encontré a Victor por casualidad en las RRSS. Me decidí a entrenar con él por su alta preparación académica y la amplia experiencia con diferentes perfiles que tiene. Además, su profesionalidad, amabilidad y la capacidad de adaptar las sesiones dependiendo de mi estado físico han hecho que pueda salir a correr sin dolor y poder disfrutar. Lo recomiendo 100%.

A mi, Victor, me ha cambiado la vida.

Gracias.

Ruth